Robo en el Parque Temático de Extremadura

<<En el mediodía de ayer recibí una llamada telefónica de uno de los trabajadores del Ayuntamiento de Montehermoso mediante la cual me daba una muy desagradable noticia. Visitando el Parque Temático de Extremadura pudo comprobar que habíamos sufrido un importante robo. Exactamente dos esculturas de bronce, la ecuestre de Pizarro y la de Hernán Cortés, habían desaparecido de sus pedestales con los consiguientes daños en los mismos. Se trata de dos esculturas que pueden tener un peso aproximado de 300 kilos de peso cada uno de ellas y que han tenido que colaborar varias personas para llevárselas, ya que en los accesos no se han indicios que indicen que se han podido utilizar vehículos hasta los lugares donde estaban ubicadas la mismas.También, estos impresentables, han intentando llevarse la escultura de bronce de la Gorra de Montehermoso, cuyo peso casi 2000 kilos, ha resultado ser una zancadilla a sus malignas intenciones. A pesar de ello, apareció tumbada en el suelo, junto a su pedestal.Confiamos en que la denuncia formulada ante la Guardia Civil, tenga sus frutos y estos delincuentes vean truncados sus planes.Ójala, hoy los Reyes Magos, traigan a la localidad de Montehermoso el mejor regalo visto lo ocurrido: coger a los ladrones y recuperar nuestras esculturas.>>

Carlos Labrador, Alcalde de Montehermoso. Sábado, 5 de enero de 2013

Mi relato triste.

Entrada al parque.
Entrada al parque.

El día entero fue sábado 5 de enero y toda la tarde enmudeció, como una premonición, con la persistencia de un presentimiento de que algo desagradable para Montehermoso había ocurrido. El domingo amaneció en los almanaques con la marca del 6 de enero, rojo y alto. Y triste: en la madrugada del día 5 se anunciaba que se habían llevado dos estatuas del Parque Temático. Despidió el sábado las nubes y las lluvias y, a toda prisa, se vistió la mañana de fiesta de Reyes Magos, que tenía que recibir el espíritu infantil.

Es difícil encontrar palabras que hayan descrito con una exactitud tan cruel la pérdida de esas estatuas (la ecuestre de Pizarro y la de Hernán Cortés) con la finitud del tiempo y del hombre que las esculpió, que es nuestra propia historia, nuestra conciencia misma de que fluye la vida entre las manos como agua de mar, como sal, como el viento.

¿Sabemos qué significa esta pérdida? ¿Es consciente el pueblo de lo que se pierde cuando una parte de su patrimonio desaparece? No: no se para el tráfico ni se sientan los hombres de los semáforos del cruce a Coria para llorar, ni las flores se marchitan. Y sin embargo, cuando se pierde algo tan nuestro se muere un pedazo de nuestros sentimientos, desaparece un lugar oculto del patrimonio que amamos, sentimos y recordamos.

A veces, en el rincón último de un Parque Temático, hemos descubierto algo que era dentro de nosotros sin habernos dado noticia ni pedido permiso: ¿cuántas veces hemos necesitado la imagen de los Conquistadores para llegar al hontanar de nuestra conciencia? He ahí la función del Conquistador, su trabajo lento, su laborioso oficio de descubridor de otros mundos que tremolan en los prados de nuestro ser. El Conquistador nos construyó el futuro: con las aventuras que amontonaron como arena en la orilla del mar, que limpió como si fuesen uvas recién cogidas, que unió como la luz y el aire, para que su descubrimiento pudiera abrir sin estridencias un valle hondo entre la roca y el hielo de la existencia. Así, los valerosos Conquistadores: no hemos visto el trabajo cósmico del agua rompiendo montes, pero sabemos la luz serena que se remansa en la dehesa, el aire quieto de la encina, el horizonte del atardecer sobre nuestro corazón.

Se han ido momentáneamente, pero volveremos siempre a sus proezas, que son como el aire que los pulmones piden en la asfixia. Porque en ellos hemos sentido el deseo de volver a empezar en la vida, porque en ellos hemos descubierto que el oficio más bello es el de enseñar a los niños y los adolescentes a que amen la historia gloriosa que nos dejaron. Enseñarlos a encontrarse en las plazas con respeto hacia los monumentos que les adornan. Y ahora que se desprecia el valor de los héroes, descubro que me hubiera gustado ser un profesor que en la mañana del lunes (hoy 7) -gris, como todos los lunes: como un ayuntamiento, como un funeral deshilachado- le hubiera leído a sus alumnos: «Todo lo consumado en el robo/ será siempre gesta de gusanos».

Sí, se han llevado a nuestros insignes Conquistadores. ¿No sentís más tristes los caminos de enero? ¿No está el año como cojo nada más empezar? ¿No está más triste este pueblo llamado Montehermoso? No sé, pero habrá alguien abandonado sus cuidados: «lo que se ha perdido/ ya nada tiene que temer del mal tiempo».

 

Manifestaciones gráficas.

Más información pulsando aquí

Traductor internacional

montehermoso guia social

Al Escudo de Armas del Ayuntamiento de Montehermoso, Cáceres, le distingue una Corona Real de España.

TELÉFONOS DE URGENCIA

* Centro de Salud:43-02-12

* Ayuntamiento: 43-01-38

* Guardia Civil: 43-02-48

* Policia Local: 43-01-38

* Parroquia: 685-132-922


Traje montehermoseña
Traje montehermoseña
Tamborilero
Tamborilero

OTROS TELÉFONOS

* Colegio Sebastián Martín: 927-015800

* Correos: 927-430502

* Instituto: 927015806

* Diputación: 927-255500

* Centro de Atención Administrativa 927015814/16

* Junta-Extremadura: 927 01 58 14/16

* Servicio Público de Empleo: 927-017600

* Registro de la Propiedad 927-410944

* Delegación de Hacienda 927-410850

* D.N.I. 927-410784

* I.N.E.M. 927-412156

* Info al Consumidor 901 505 040

* Tél. del menor (ANAR) 900 202 010

* Centros de drogodependencias Extremeños 927 4186 80

Páginas web de interés

Visitas:

PEDIR CITA PREVIA:

Google